LaLiga asume que el clásico se jugará el 18 de diciembre, pero irá a la cancha.

La Liga ha planteado este jueves la última duda sobre la fecha de la disputa Barcelona – Real Madrid, prevista inicialmente para el sábado 26 de octubre, y este miércoles la Comisión de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha trasladado al miércoles 18 de diciembre. El órgano presidido por Javier Tebas publicó el jueves una nota en la que insiste en su desacuerdo con el nuevo día, anunciando que apelará al Consejo Superior del deporte y a los tribunales. Sin embargo, en el texto anuncia que no pedirá medidas preventivas, «ya que el tiempo de procedimiento del tratamiento del mismo generaría incertidumbre entre los aficionados en España y en todo el mundo», lo que elimina las incógnitas sobre lo definitivo del 18 de diciembre.

Como ha hecho en los últimos días, LaLiga insiste en su nota que tiene la facultad de fijar el calendario de partidos de acuerdo con el Real Decreto 5/2015 sobre comercialización conjunta de derechos de televisión. Explica que este texto de la ley «deposita en LaLiga la condición de comercializador de la Primera y Segunda División (concursos profesionales) y que, en virtud de esta concesión, confiere a ésta la función de «especificar» «la fecha y hora de celebración de cada uno de los eventos comercializados» (artículo 4.4.c)».

Tebas asegura que la competición no se ajusta a su decisión ni a este Real Decreto ni al acuerdo de coordinación recientemente firmado entre LaLiga y la RFEF, que determinaba «un calendario, que preveía la disputa el 18 de diciembre de un día de la Copa del Rey, y no LaLiga Santander, y que además fijaba expresamente, en este calendario, la fecha del 4 de diciembre de 2019 como fecha de la disputa de cualquier partido suspendido o aplazado de la primera ronda del campeonato de liga».

Sostiene que la resolución también va en contra de los fundamentos de la competición de la RFEF; en contra de «la integridad deportiva de la competición, en beneficio de dos clubes, en particular a expensas de los demás participantes»; a expensas de los compromisos con los operadores de televisión y de los derechos audiovisuales de los clubes que disputan la Copa del Rey ese día.

Por este motivo, anuncia acciones judiciales y administrativas «en defensa de los derechos de los clubes y SADs afiliados a LaLiga, donde se requerirán las responsabilidades legales de las instituciones y personas implicadas en esta decisión».

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

mockup-magazine-logo-formato

 

Amamos lo que hacemos, nos gusta poder ofrecer siempre lo mejor.